Tomo agua de la piedra

Me aterra el río,

me pasma el río.


Lamo lo que cabe en ella.


La sed no se sacia,

no descansa.

La piel, una grieta.


Aprendí a beber de la piedra que está cerca.

A degustar su sal, a agradecerla.


Acumulo sedimentos en las huellas,

que me rasguñan dormido las piernas.


Puedo sentir como me cortan las venas.

En cada ola roja,

un grano de arena.


Aprendí a beber agua de las piedras,

para llenar la grieta,

para ahogarme en ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: