Sin ti…

A veces pasa,

que te pienso aquí.

 

Tan cerca,

que olvidó que existes allá:

en ti.

 

Pasa que decido no dejarte,

que te abrazo fuerte,

que me aferro a ti,

que te quiero mío,

que te exijo para mí.

 

Pasa incluso que se me olvida que somos mortales,

con límites, con espacios propios: ajenos.

 

Desprecio entonces tu independencia,

la trágica belleza detrás de cada momento,

que se extingue al tiempo que se vive,

que nos conecta,

que nos mantiene juntos.

 

Somos.

Estamos.

Así.

 

Contigo y sin ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s